Gérmenes en los lugares menos pensados

Normalmente, dentro de un día cotidiano, la gente frecuenta muchos lugares y está en contacto con diferentes cosas. Todo esto sin tener la menor idea de la cantidad de gérmenes y bacterias que están presentes.

Por estar en lugares comunes, no se toma la conciencia suficiente del higiene, y esto es un problema, ya que los gérmenes son gran causantes de enfermedades.

Veamos una lista de lugares de uso común que están repletos de gérmenes.

Bolso de mano 

Guardamos infinitos tipos de cosas, y algunas las dejamos por días allí adentro, mezcladas con otras. Algunas de estas son comidas, o envoltorios de cosas. Polvo de maquillaje, objetos del bebé, entre otras. Una investigación tomó un bolso de prueba y reveló que casi todos los objetos analizados estaban contaminados con Pseudónimas que causan infecciones en los ojos, irritaciones en la piel, etc. Asegúrate de mantener la limpieza y el orden de tu bolso y opta por comprar de cuero, ya que son más limpios que los de tela.

 Cajero Automático

Estudios recientes encontraron que los cajeros automáticos tienen altos niveles de bacilos y pseudomonas, dos bacterias famosas por causar enfermedades y diarrea. Curiosamente, estas son las mismas bacterias que infestan los baños públicos. Es un poco asqueroso pensarlo así, pero la próxima vez que llegue a ingresar su número de PIN, imagínese pasando la mano por el borde de la taza del inodoro al otro lado de la calle. No es exactamente eso pero por la cantidad de bacterias que tienen ambas cosas podría ser.

Piscina 

Todos disfrutamos de un buen chapuzón en la pileta, pero no tomamos conciencia de que es una fuente para transmitir enfermedades. Pasan muchas personas y niños por el mismo agua, muchos de ellos con infecciones u otro tipo de problemas. Nunca se recomienda tragar agua. Para cumplir con el mantenimiento de la piscina y protegerla de gérmenes que se transmiten por el agua, los encargados del mantenimiento de la piscina, deberían revisar los niveles de desinfectante y de pH al menos dos veces al día.

Cargar gasolina

¿Cuántas personas crees que pasan a diario por una gasolinera y están en contacto con la manga? Infinitas. ¿Y cuántas de ellas tiene las manos limpias? Dudo que sean muchas. Pensando ahora en vos, no vas a negar que al mismo tiempo que te detuviste para llenar el tanque también tomaste algo para comer y aprovechaste el momento. Estudios clasifican constantemente a estos objetos como una de las cosas más sucias, con gran cantidad de bacterias. Intenta a partir de ahora tomarlo con un pañuelo, para no estar en contacto con ningún tipo de germen que esté por allí.

Volante de auto

Alguna vez ha limpiado con profundidad el volante de tu auto? Lo dudo. Una investigación reveló que bacterias como Escherichia Coli, Moho, Bacillus Cereus y Estafilococo están presentes en los autos. La mayoría de los conductores admite comer o beber dentro de sus vehículos, un factor que aumenta significativamente el riesgo de suciedad. No te asegures solo de la limpieza de tu hogar, el auto contiene más bacterias y si acumular suciedad, más aún. Cuida tu salud, y limpia el volante.

Máquina expendedora 

Sí, es divertido utilizar la máquina expendedora, y a su vez te salva si tienes mucho hambre o necesitas un producto rápido, pero la próxima vez que use una máquina expendedora, considere esto: probablemente esté tragando algo más que su merienda favorita.  El problema no solo está en sus teclas, las cuales están siempre sucias ya que gran cantidad de gente las toca. Sino que la mayoría de la comida que vende la máquina son productos para ingerir con las manos, y comer con los dedos, lo que les da a las bacterias un camino bastante directo hacia su esófago.

Parquímetro

Según un estudio reciente, el 40 por ciento de los parquímetros y kioscos fueron etiquetados como de alto riesgo de transmisión de enfermedades. ¿Quién sabía que estacionar tu auto podría ser tan peligroso? Mucha gente que pasa por la calle tiene contacto con el mismo. Se llena de polvo y suciedad del exterior, lo cual es peligroso. Trata de tocarlo con un paño y llevar siempre alcohol desinfectante contigo.

Baños de aviones

De seguro no quieres pescarte un resfriado, u otro tipo de enfermedad rumbo a tus vacaciones. Para eso debes tener mucho cuidado arriba del avión, ya que los baños del mismo están muy contaminados, con E. coli por ejemplo. Desde la superficie de los grifos, hasta los picaportes, etc. Para protegerse a sí mismo, trate de tomar suplementos y obtener vacunas contra la gripe antes de viajar. A su vez, mantenga medidas de higiene una vez que esté a bordo y necesite ir al baño.

Dispensador de condimentos 

En los restaurantes, cuando vas a comer, cuánta gente está en contacto con los dispensadores de condimentos? Prácticamente todos los clientes, y afirmo que ni la mitad se lava las manos antes de comer. A su vez, es raro que este tipo de objetos se limpie con frecuencia. Se acumula su suciedad, la del producto que contiene dentro y la de todo aquel que sin lavarse las manos lo toca. Intente usar desinfectante de manos, o utilizar un paño desinfectante antes de agarrarlos, puede ser de gran ayuda.

Limón en las bebidas

Es un clásico pedir un trago y que este venga con un trozo de limón decorando o simplemente dentro de la bebida para darle un mejor sabor. De acuerdo con un estudio realizado en 2007, casi el 70% de los trozos de limón que son colocados en los bordes de los vasos en restaurantes, contienen microbios que causan enfermedades. Se encontraron 25 microorganismos diferentes y persistentes en un total de 76 limones, incluyendo E. coli y otras bacterias fecales. A partir de ahora toma conciencia y pide que no coloquen limón en tu vaso. Es un cambio simple y fácil que puede ayudarte a prevenir muchas enfermedades.

Almohada vieja

La almohada se debe cambiar con frecuencia. No solo basta con lavar su funda y conservar el interior. Después de dos años o menos de uso, se acumulan gérmenes, saliva, polvo, piel muerta, pelos, etc. Se descubrió que las almohadas y su poca higiene, están asociadas con la proliferación de infecciones y bacterias entre las cuales se encuentra el Estafilococo Áureo. No te dejes engañar por vos mismo si tu almohada huele bien y parece limpia, nunca sabes el cultivo de gérmenes que está creciendo en su interior.

Teléfono de oficina

Los teléfonos tienen numerosas grietas para que las bacterias se escondan. Un estudio reveló que algunos teléfonos  pueden contener  bacterias de estafilococos, lo que puede conducir desde infecciones de la piel hasta meningitis. A su vez si trabajas en una oficina en la que compartes el teléfono, tienes que saber que en ellos se acumula la saliva de las personas que han hablado antes. Si es así, y muchas personas lo utilizan, un teléfono puede convertirse en un medio de gripe u otras enfermedades. Asegúrate de limpiarlo antes de utilizarlo.

Dispensador de jabón

Obviamente, al ser un producto que se utiliza para lavarse las manos, muchas de las personas que lo tocan tienen las manos sucias, contaminadas con bacterias fecales. La mayoría de estos contenedores no se limpian regularmente, por lo que las bacterias crecen con el tiempo. La mejor opción para prevenir el contacto con estas bacterias es llevar un jabón desinfectante en el bolsillo, y frotar bien tus manos a fondo con abundante agua caliente durante 15 o 20 segundos y luego colocarte un desinfectante a base de alcohol.

Grifo de agua

Con la llave del grifo ocurre algo similar a lo del jabón. Sales del baño, te lavas las manos con agua y jabón y si el grifo no es automático, después de lavarte deberás cerrarlo y volver a estar en contacto con el mismo, entrando de nuevo en contacto con posibles gérmenes. Como el agua del grifo dista mucho de ser esterilizada, si tocas la cubierta accidentalmente con los dedos o alimentos contaminados, aquellas se multiplicaran en el interior. Leva desinfectante a base de alcohol siempre contigo.

Máquinas de gimnasio 

Ojo los perezosos, no es una excusa para dejar de ir al gimnasio, pero si para sean más consientes de que las máquinas y pesas contienen infinitas cantidades de bacterias. El 70% de ellas peligrosas para la salud. Por ejemplo, las pesas tienen 362 veces más gérmenes que el asiento de un baño. Este riesgo de infección solo se da si tienes las defensas muy bajas o heridas abiertas. Así que no te obsesiones, pero sí, ten cuidado y protege tu salud e higiene.

Teclado

Muchas veces por miedo a romper algo o a dañarlo, no lavamos el teclado nunca, y su suciedad se sigue acumulando en él, dentro de cada tecla. Si no se lava las manos después de navegar por la web, es mejor que nunca se lave las manos porque esos teclados son algunos de los peores infractores cuando se trata de infestación de gérmenes. Los estudios  han encontrado bacterias como estafilococos y E. coli en sus superficies. Infórmate bien, hay gran cantidad de productos para limpiar este tipo de objetos sin problema alguno y sin dañarlo, y de paso cuidas tu salud e higiene.

Carrito de supermercado

De acuerdo con una investigación realizada en la Universidad de Arizona, en un carrito de supermercado hay más gérmenes que en un baño público. Se encuentran contaminados de bacterias, entre ellas las bacterias fecales. Asegúrate de limpiar bien la manija antes de agarrarlo, ya sea con un paño o con una toallita desinfectante. E intenta no tomar muestras de alimentos expuestos, estos pueden ser una vía muy común para llevar los gérmenes a tu boca.

Menú

Alguna vez has visto a alguien lavar un menú? Probablemente no. Las cartas de menú de los restaurantes están plagadas de gérmenes y bacterias como las Escherichia Coli. Contienen 100 veces más bacterias que un asiento de inodoro. Se pasan de mano en mano y se guardan en algún lugar desconocido, seguramente sucio también. Nunca dejes que un menú toque tu plato o los cubiertos y lávate las manos después de realizar el pedido.

Dinero

Absolutamente todo el día estamos en contacto con dinero. Pagando y comprando cosas. Por eso debes saber que los billetes y monedas transportan numerosas bacterias. Sin embargo, eso no debería sorprender cuando piensas en la frecuencia con la que cambian de mano. Al analizar un alijo de dinero en papel muestreado al azar, los investigadores del Wright Patterson Medical Center en Ohio descubrieron que la mayoría de las facturas en papel tienen suficientes bacterias para dar a alguien con un sistema inmune comprometido (VIH o cáncer) algunos problemas graves.

Control remoto

Sé que teniendo tantas preocupaciones en la cabeza y estando atento a la limpieza de tu hogar no vas a pensar en el control remoto. Bueno, debes saber que los controles remotos son extremadamente sucios. Sus grietas no solo las hacen ideales para que los microbios, las esporas y los fluidos corporales se oculten, sino que también han encontrado semen, orina, entre otras cosas. Pásale cada tanto un paño desinfectante, te va a llevar un minuto y va a prevenirte de infecciones o enfermedades.